Moviéndose

La actividad física y el mantenerse activo son una parte central del programa Vive+®, que utiliza un método de ejercicios llamado JAMES®. Esto implica correr, trotar o caminar, abdominales, ejercicios de construcción de musculatura y ejercicios para mejorar su flexibilidad. Este programa es el resultado de años de práctica y ha sido adaptado a las capacidades físicas y a la edad de los pacientes con cáncer de próstata.

Ya sea usted activo, atlético o sedentario, la actividad física comprendida en el programa Vive+® puede añadir otros cambios positivos en su estilo de vida que usted esté haciendo, el comer mejor y ser consciente de su bienestar general lo ayudará a recuperar la vitalidad, tono y elasticidad, haciendo más fáciles sus actividades diarias.

La regularidad es la piedra angular de la actividad física y si se ejercita a menudo, los resultados llegarán rápidamente sin ser forzados. Además del bienestar físico general, le proporcionará energía extra e incluso aumentará su ánimo.

El secreto del éxito

El secreto del éxito está en la regularidad. Para que usted pueda beneficiarse plenamente del programa se recomienda realizar todos los ejercicios del programa JAMES®, al menos dos veces a la semana, y salir a caminar o a trotar al menos 30 minutos tres veces a la semana. El objetivo es mantenerse activo por lo menos tres a cuatro veces a la semana.

Todos los pacientes que han seguido el programa, dan el mismo consejo: programar las sesiones de ejercicio como una cita para su bienestar dentro de su agenda. Esta es la mejor manera de no "olvidar" el realizar las sesiones de ejercicio o caminatas, o no llevarlas a cabo porque se encuentre un poco cansado o demasiado ocupado.

Además de estos ejercicios, son recomendables otros cambios en el estilo de vida que aumenten su actividad física, como caminar o montar en bicicleta en lugar de usar el automóvil.

El equipo correcto

Elija un buen par de zapatillas para caminar, no necesariamente zapatillas de senderismo. Con un buen par de zapatillas para correr será suficiente. Consulte con un profesional. Algunas tiendas ofrecen analizar su forma de andar y su postura antes de ofrecerle un calzado para adaptarlo a la forma de su pie. Evite caminar con ropa ajustada, el aire debe poder circular sin probelma y no olvide realizar un precalentamiento físico antes de la actividad.

La compra de un monitor de frecuencia cardíaca es también aconsejable: este dispositivo le informará de su ritmo cardíaco y le hará saber si puede exigirse un poco más o si está dentro de su límite.

El equipo de ejercicio puede ser sencillo y no necesariamente muy costoso. Sólo necesitará una colchoneta (que pueda enrollar y almacenar fácilmente) y unas mancuernas pequeñas, entre 2 a 4 kg a elegir. Escoga ropa de algodón suelta para ejercitarse con ella.

El lugar correcto

Tanto como el equipo y la ropa, la elección de un lugar adecuado ayudará a “ritualizar” sus esfuerzos. Si prefiere hacer ejercicio en casa, intente elegir una habitación tranquila, acogedora, donde disponga de espacio suficiente para realizar los movimientos sin tener que preocuparse por los muebles alrededor. Si prefiere ejercitarse en grupo o en el gimnasio, entonces lea nuestros consejos sobre la elección de un gimnasio adecuado.

Algunas personas requieren privacidad y otros prefieren involucrar a sus familiares dentro del programa JAMES®; no dude en expresar su elección. Vea usted mismo lo que ayuda o afecta a su concentración, si requiere de ¿música? o ¿televisión?. Vea de vez en cuando el video de los ejercicios JAMES® para corregir lo que sea necesario. ¡Mantenga siempre una botella de agua a mano cuando haga los ejercicios!

Preste atención a su cuerpo

Ya no tiene veinte años; es normal que no seas tan fuerte como lo eras antes. Los ejercicios nunca deben ser dolorosos o inusualmente fatigosos. Nunca se esfuerce demasiado y adapte gradualmente su cuerpo a este nuevo estilo de vida más activa. Si es nuevo en el ejercicio, es mejor que inicie bajo la supervisión de un fisioterapeuta o un entrenador profesional.

Sí, podemos hacerlo ¡Usted también puede hacerlo!

"Comencé a disfrutar de este programa rápidamente. Yo había estado tratando de adoptar buenos hábitos y realizar ejercicios por mi mismo durante mucho tiempo, así que estaba muy contento de recibir esta oportunidad. No soy especialmente atlético, pero me pareció que había un cambio real después de dos a tres semanas." Josef, de 80 años de edad.

"Técnicamente, los ejercicios no son difíciles, especialmente a medida que avanzas gradualmente al inicio y haces sólo lo que puedes hacer. Nunca me he sentido señalado o aburrido, siempre es agradable. Toma su tiempo, pero no es difícil ni pesado." Jan, a la edad de 74 años.

 "Me sentí diferente a la primera semana y en mejor forma después de un mes. He perdido rápidamente dos kilos, como si nada. ¡Ahora peso lo que pesaba a la edad de 40 años! Y me siento bien." Robert, de 80 años de edad.

Feedback Form