Coma bien

Nada realmente debería sorprenderle acerca de las recomendaciones dietéticas del Programa Vive+. Estas son las reglas universales, como el famoso "comer cinco frutas y verduras al día" y el clásico "desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y cenar como un mendigo", a lo que se recomienda agregar un tentempié a media tarde.

Sólo coma alimentos fritos, dulces o muy salados ocasionalmente, y cuidado con los excesos. A menos que se indique lo contrario, no es una dieta libre de sal o libre de azúcar (¡viva la fruta!). Los carbohidratos (pan, pasta, arroz, papas) se recomiendan una vez al día. Por último, comer carne moderadamente y disfrutar de pescado tan a menudo como sea posible.

Lo que exige esfuerzo es comer menos cantidad, de manera más lenta y evitar las gaseosas en exceso. Comer mejor es comer una dieta balanceada, cuidando las cantidades.

A continuación, algunos consejos básicos:

Comer una dieta variada

Comprar productos de temporada es una buena forma de variar sus comidas.

Comer una dieta equilibrada

Una comida equilibrada es aquella que incluye carbohidratos, proteínas y verduras. Consulte la pirámide alimenticia para obtener orientación sobre qué alimentos comer regularmente y aquellos que se deben limitar. Un día equilibrado puede incluir alimentos en los primeros cinco grupos de la pirámide y una semana equilibrada sería comer tanto pescado como carne, y una variedad de frutas y verduras.

Consuma alimentos frescos

Evite los alimentos procesados, que son a menudo demasiado pesados, salados y contienen ingredientes inadecuados (por ejemplo, aceite de palma y potenciadores del sabor). Cuando compre alimentos saludables, compre las verduras cada 2 a 3 días, de modo que no pierdan sus cualidades nutritivas y trate de comprar frutas y verduras cuando están en temporada.

Comer sanamente

Favorezca las grasas vegetales a las grasas de origen animal, pero en cantidades limitadas. No fría si puede evitarlo y utilice las versiones 'light' de salsas y mayonesa, y el uso abundante de hierbas frescas en su cocina, ya que están llenas de vitaminas.

Comer moderado

No vuelva a servirse. Elija dos tentempiés, uno a media mañana y otro a media tarde, y llénese con verduras crudas al comienzo de la comida.

Mímese

No hay alimentos que no pueda comer, pero todo con moderación. Un pequeño gusto de vez en cuando puede hacerle bien, mientras que usted recuerde volver al camino. Consentirse no no es perjudicial - descubra otros estilos de cocina (¡tailandés o vietnamita son muy saludables!).

Cinco frutas y verduras… ¿Todo eso en un día?

Vitaminas, sales minerales, fibras y una infinita variedad de gustos; cinco tipos de frutas y verduras al día es cualquier cosa menos una carga. Un pedazo de fruta para el desayuno, una porción de verduras crudas en el almuerzo, una pieza de fruta en cada comida y una sopa o verduras para acompañar en la noche y ¡usted ha tenido su cuota diaria! Además, una ensalada o sopa como primer plato reducirá el hambre y le ayudará a comer moderadamente.

Feedback Form