Sea el amo de su tiempo

Si usted se encuentra aún trabajando, es probable que piense que no dispone de tiempo necesario para seguir estos consejos. El programa Vive+® debe ser incorporado sólida y permanentemente en el tiempo de que dispone. Lo bueno es que no es contradictorio con una vida activa, muy al contrario, todo lo que lo hace mover tal y como es el senderismo o el ciclismo, contribuye a su bienestar, ya que estas no son actividades que sean peligrosas o estresantes para el cuerpo. Aquí están algunos consejos para manejar la rutina:

Mañana

El desayuno es una comida importante del día y debe incluir algo para hidratar el cuerpo después de la noche, como café, té, agua o jugo de frutas. Incluir una o dos rebanadas de pan integral da energía y fibra, una pieza de fruta (o jugo) y quizás un producto lácteo. Si usted ha elegido realizar sus ejercicios matutinos, coma ligeramente porque el deporte dificulta su digestión y la sensación puede ser desagradable.

Usted se sentirá mucho mejor para el resto de las actividades de la mañana si ha activado todos sus músculos y sus articulaciones. El cuerpo segrega adrenalina cuando es estimulado; ¡Una droga natural para lo que sigue!.

Mediodía

Si va a realizar sus ejercicios en el  momento en que otros están tomando una siesta, coma temprano para no forzar su digestión en el momento de exigir los músculos del estómago. El almuerzo debe incluir ensalada, una proteína (por ejemplo, carne, pescado, huevos) y carbohidratos.

En un restaurante, tener cuidado con los menúes, sobre todo si los precios son baratos, ya que estos alimentos contienen a veces ingestas calóricas muy grandes, especialmente si el vino, queso y postre están incluidos en el menú. Trate de elegir un solo plato, precedido de ensalada o seguido de la fruta, ya que esto suele ser más que suficiente.

Beber (por ejemplo, agua, jugo de fruta sin azúcar, té) se recomienda entre las comidas y no durante ellas. Las bebidas destiladas como un aperitivo deben ser eliminadas.

Tarde

Puede realizar su entrenamiento aproximadamente 2 horas después de la comida sin la incomodidad o fatiga asociada con la digestión. Algunos hombres prefieren un paseo después de la cena, pero se puede optar por hacerlo a la inversa. Cualquier cosa es posible, pero es mejor calentar todo el cuerpo de forma gradual y activar la circulación de la sangre mediante una caminata antes de los ejercicios.

Por último, beba agua con regularidad.

Noche

Terminar el día con su sesión de ejercicios es una buena manera de liberar las tensiones y frustraciones. También le da apetito y cansa su cuerpo de forma saludable: ¡unas pocas horas después del ejercicio, el cuerpo segrega endorfinas, tranquilizantes naturales que propician un dulce sueño!.

Cenar raramente debería ser una “cena de celebración". Usted dormirá mejor y tendrá una mejor digestión si come una cena "light", con sopa, verduras y, posiblemente, un alimento rico en proteínas como pescado o huevos o una pequeña cantidad de alimento rico en almidón.

A algunas personas, como a Juan, les encanta caminar con su pareja después de la cena. "Usted tendrá una mejor digestión, dormirá mejor, y esto es fácil de hacer todos los días".

Ejercicio para levantar la moral

Al inicio de la enfermedad y el tratamiento, puede parecer que las consecuencias físicas harán que "sienta la edad" y esto puede dar lugar a momentos de duda, melancolía y a veces depresión. El ejercicio puede ayudar a superar estos momentos difíciles; ¡el sentirse más tonificado, flexible y en forma es rejuvenecedor!. La actividad física es buena para el espíritu y la imagen que tenemos de nosotros mismos, lo que proyectamos a los demás.

Feedback Form